Al encarar un trabajo de traducción de diplomas o certificados analíticos de materias al inglés, lo primero que tenemos que averiguar es en qué país se presentará y ante qué universidad, porque de eso depende la traducción de ciertos términos académicos.

Cargos

Por ejemplo, hace unos años tuve que traducir “rectors and provosts”. De acuerdo con la investigación que realicé, vi que en Estados Unidos se llama así al vicerrector, y en el Reino Unido, al director de los colleges.

En Argentina, el escalafón en las universidades, en líneas generales (puede variar levemente entre una universidad y otra), es el siguiente:

  • Rector
  • Vicerrector
  • Decanos
  • Vicedecanos
  • Secretarios del Rectorado y luego en cada facultad, por ejemplo, entre los más importantes, Secretario Académico o de Asuntos Académicos, Secretario de Ciencia y Técnica, etc.

Por su parte, en México, un “Provost for Planning and Institutional Development” es un Coordinador General de Planeamiento y Desarrollo Institucional.

Continuando con México, las escuelas normales de ese país son los Higher Teacher Training Institutes, lo que en Argentina llamamos Institutos de Formación Docente. No confundirse con lo que en una época eran las “escuelas normales”, es decir, las escuelas secundarias que otorgaban el título de “maestra normal de escuela primaria”.

Traducir la denominación de algunas materias

Cuando se trata de traducir materias, por ejemplo, es imprescindible consultar el programa de las universidades del país del que se trate.

Ejemplo: Área Educación Física

Hace poco tuve que traducir un certificado analítico de materias de una profesora de Educación Física. Lo que hice fue comparar las materias con el programa de varias universidades extranjeras y vi que casi todas eran iguales. Digo ‘casi’ porque cuando llegué a la materia “Vida en la Naturaleza” tuve que leer los contenidos de esa materia en los programas de los institutos de educación física de Argentina y luego tratar de encontrar la correspondencia de esos contenidos en alguna materia de las universidades extranjeras. “Las actividades en la naturaleza y al aire libre en el programa local implican la posibilidad de conocer el ambiente natural y efectivizar las prevenciones y los cuidados necesarios para su preservación, incluyen una gran variedad de juegos y trabajos físicos y campamentos.” “Son experiencias de convivencia intensa que destacan necesidades de cooperación, de resolución de situaciones, conflictos, necesidades, aplicación de valores.” En algunos países estos contenidos se incluyen en materias tales como “Outdoor Education”, “Outdoor and Adventure (o Adventurous) Activities” o también “Environmental Education”.

En cuanto a “Natación”, en algunos países usan simplemente “swimming”, pero el tema es que en esta materia no solo se enseñan los diferentes estilos, sino que se incluyen otros contenidos como juegos para niños, el movimiento, la seguridad personal y la supervivencia en un medio acuático. Estas características están más cerca del término ‘aquatics’ que incluye estos aspectos, pero ¡atención!: podría referirse a la disciplina olímpica que incluye deportes acuáticos.

Como vemos, hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de traducir este tipo de documentación al inglés ya que cada carrera tiene su jerga y su equivalente (o no) en otros países.

Formalidades

Ya sea que se trate de alguien que viene de un país de habla no hispana a estudiar o trabajar en nuestro país o de un ciudadano argentino que vaya a trabajar o a estudiar en el exterior, deberá traducir este tipo de documentación para poder iniciar cualquier trámite relacionado con sus estudios o su trabajo.

Toda aquella persona que necesite traducir estos documentos de un idioma extranjero al español para presentar en el territorio de la República Argentina tendrá que recurrir a un traductor público matriculado en los colegios de traductores públicos del territorio argentino, si así lo requirieran las autoridades de las instituciones ante quien tuviera que presentarlos. La firma del traductor deberá ser legalizada por el colegio correspondiente.

Art. 6 – Todo documento que se presente en idioma extranjero ante reparticiones, entidades u organismos públicos, judiciales o administrativos del Estado Nacional, de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, o del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur, debe ser acompañado de la respectiva traducción al idioma nacional, suscripta por el traductor público matriculado en la jurisdicción donde se presente el documento.

(Ley 20305 – 24/04/1973)

Legalizaciones

Si la documentación debe presentarse ante instituciones en el extranjero, deberá contar, además, con una cadena de legalizaciones antes de solicitar su legalización o Apostille ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina. Una vez finalizado este trámite, deberá ser traducida por un traductor público y certificada por el Colegio de Traductores Públicos. Cumplidos ambos requisitos, se sugiere que la traducción pública y su certificación por el Colegio de Traductores Públicos sean también intervenidas con legalización o Apostille, según el caso. Se admitirá traducción pública en un documento en copia, cuyo original cuente con legalización o Apostille de ese Ministerio, en tanto dicha copia haya sido efectuada por Escribano Público y certificada por el Colegio de Escribanos respectivo.

Para cumplir con esta formalidad, se deberá solicitar turno aquí.

Espero que estas indicaciones resulten útiles y envíen sus consultas o comentarios a continuación.

¡Muchas gracias!

La traducción de diplomas y certificados de estudios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *