La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas (IYIL2019, por su sigla en inglés) con la coordinación a cargo de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Esta proclama plantea “llamar la atención mundial sobre los problemas que afrontan las lenguas indígenas, así como su importancia para el desarrollo sostenible, la reconciliación, la buena gobernanza y la consolidación de la paz”.

La ONU estima que sólo el 3% de la población mundial habla el 96% de las casi 6.700 lenguas que hay en el mundo (de las cuales unas 2.680 se encuentran en peligro de desaparecer), y el resto habla conglomerados idiomáticos gigantes como el inglés, el chino mandarín o el español. En cambio, los pueblos indígenas constituyen menos del 6% de la población mundial (unas 370 millones de personas), pero hablan más de 4.000 lenguas.

Lenguas en peligro de extinción

Aunque las lenguas están protegidas jurídicamente a nivel internacional, desaparecen principalmente por falta de enseñanza, prevalencia del idioma de la mayoría del país donde viven los indígenas y la ausencia de transmisión de generación en generación.

Algunos estudios advierten que más de la mitad de las lenguas del mundo se habrán extinguido para el año 2100 y según el Atlas UNESCO de las lenguas del mundo en peligro, unos 3.000 idiomas están hoy mismo en riesgo de desaparecer y cuando las lenguas indígenas están amenazadas, los pueblos indígenas también lo están.

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas fue aprobada por la Asamblea General el jueves 13 de septiembre de 2007, con 144 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones. Desde su aprobación, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y los Estados Unidos de América han revertido su decisión y ahora se han adherido a la Declaración. Colombia y Samoa también han revertido su posición y han indicado su apoyo a la Declaración.

Artículo 13 1. Los pueblos indígenas tienen derecho a revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y literaturas, y a atribuir nombres a sus comunidades, lugares y personas, así como a mantenerlos.

Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Para permitir que los pueblos indígenas fortifiquen sus lenguas, es necesario difundirlas, y, en este sentido, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, tiene como objetivo garantizar el acceso igualitario de los pueblos indígenas a todos los niveles de educación y formación profesional según la meta 4.5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Traducción de sacramentos y de la Biblia a Lenguas Originarias

Otro aspecto a destacar en la preservación de las lenguas indígenas es la importancia de revalorizarlas en el ámbito religioso. En casi ningún país las iglesias traducen sus ceremonias a lenguas indígenas. En el año 2013 el Papa Francisco aprobó las versiones tseltal y tsotsil (dos grupos étnicos de Chiapas, México) para impartir sacramentos. El obispo de la diócesis local, Felipe Arizmendi Esquivel, dijo que «durante largos meses, equipos de traductores de ambos idiomas trabajaron intensamente por poner en esas lenguas los textos litúrgicos y en tres ocasiones vinieron representantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), especialistas en la materia, para revisar los textos; después, fueron presentados al pleno de las asambleas episcopales y luego revisados en Roma por la Congregación para el Culto Divino y Doctrina de la Fe». En este mismo sentido, desde el año 2014 esta última estudia la aprobación de las traducciones del Ordinario de la Misa a lenguas originarias.


Revisión de la Biblia wichí

Por otra parte, en la Argentina, la Sociedad Bíblica Argentina (asociación evangélica sin fines de lucro), tradujo la Biblia a varias lenguas aborígenes en el año 2000. Dice su director, Marcelo Figueroa, «además del obvio valor espiritual, esta tarea tiene una gran significación educativa, es una verdadera alfabetización que respeta la propia lengua«. En la lengua toba, por ejemplo, los textos traducidos por la SBA se constituyeron en el único libro disponible en ese idioma en las escuelas bilingües. Traductores indígenas comenzaron su tarea cotejando versiones de textos bíblicos en lenguas indígenas similares, como el wichi, y, desde luego, el español y luego expertos en exégesis bíblica revisaron la versión para comprobar si era fiel al idioma original de los textos; es un análisis lingüístico y teológico. Se editaron 2000 ejemplares que se entregaron gratuitamente. En ese entonces la SBA tenía dos proyectos en ciernes: la traducción del Nuevo Testamento en toba del oeste (lengua que hablan unos 200 habitantes de Ingeniero Juárez, Formosa) y en el 2002, la finalización de la traducción de la Biblia en wichi, y más adelante, en toba sur (la variante más conocida, la chaqueña).

Traducción de textos literarios a lenguas originarias

En el año 2015, el Ministerio de Educación de Argentina editó una colección de seis textos plurilingües: producciones escritas por alumnos, alumnas, jóvenes y adultos de pueblos originarios y hablantes de lenguas indígenas de unas 120 escuelas de todo el país y agrupados en 19 universos lingüístico-culturales. En cada uno de los seis tomos que conforman este trabajo hay textos que pertenecen a variedades de una lengua, a lenguas próximas o a pueblos relacionados lingüística, histórica o culturalmente.

En este vínculo se pueden descargar las publicaciones cuyo objetivo es, claramente, enriquecer las prácticas de enseñanza y aprendizaje y visibilizar la riqueza lingüística y cultural de la sociedad argentina.

Quino y su Mafalda en Guaraní

En el año 2017 Mafalda sumó su traducción número 27, esta vez al guaraní.  Como parte del Programa Sur de la Cancillería Argentina, con el apoyo de la Embajada del Paraguay en la Argentina y a través del sello Servilibro, la traducción de dos tomos de esta famosa y querida historieta que ya forma parte del acervo cultural mundial, estuvo a cargo de la Sra. María Gloria Pereira de Jacquet.

Presentación del Mapa de lenguas indígenas de la Argentina

En la apertura del Congreso de Lenguas Indígenas en el Centro Universitario de Idiomas (CUI) que se llevó a cabo el pasado miércoles 7 de agosto, se presentó el mapa de idiomas originarios y uno de los objetivos del presente estudio fue conocer la «emergencia étnica» por la que atraviesa nuestro país.

Existen 36 lenguas indígenas pertenecientes a 38 pueblos originarios, de las cuales 15 siguen vigentes y 9 están en proceso de recuperación. Además, hay otras 12 existentes que se consideran sin hablantes, término que reemplazó a extintas.

VÍNCULO A UN MAPA INTERACTIVO DE LENGUAS INDÍGENAS

VÍNCULO AL DICCIONARIO DE PALABRAS ABORÍGENES

VÍNCULO A LA LEGISLACIÓN SOBRE LENGUAS EN LA ARGENTINA – Manual para docentes

FUENTES:

2019 AÑO INTERNACIONAL DE LAS LENGUAS ORIGINARIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *