EN ESPAÑA

Todos los años la FUNDÉU (Fundación del Español Urgente) presenta la palabra del año, elegida entre aquellos términos que han estado presentes en mayor o menor medida en la actualidad informativa durante los últimos meses y tienen, además, interés desde el punto de vista lingüístico. En el 2013 la palabra elegida fue «escrache», «selfi» en 2014, «refugiado» en 2015, «populismo» en 2016 y «aporofobia» en 2017. La palabra del año del 2018 fue: “microplástico”: voz que designa los pequeños fragmentos de plástico que se han convertido en una de las principales amenazas para el medioambiente y la salud de los seres humanos.

EN ARGENTINA

El diario Clarín publicó una entrevista al profesor Esteban Giménez, lingüista y lexicólogo (a quien solíamos ver en una época en un programa de televisión cuyo nombre y año ya no recuerdo), en la que enumera las doce palabras de moda entre los argentinos, o como él dice: “argentinohablantes”. Pueden leer la nota completa aquí, pero a continuación enumero las palabras elegidas (los comentarios corren por mi cuenta). No significa necesariamente que se las esté usando mal (bueno, algunas sí), sino que se trata de palabras que, de tanto usarlas, fueron lanzadas al estrellato en nuestro país en el último año o en los últimos tiempos.

1) Impronta: usar esta palabra da estatus.

2) Estadío (sí, con tilde en la “i”, no figura en el diccionario de la Academia), ¿por qué no la usan sin tilde? Los estadios (sin tilde) no son solo de fútbol.

3) Empoderar: no sé cuál es peor, si el verbo o el sustantivo “empoderamiento”. En todo caso, odio ambas.

4) Contrafáctico: tampoco está en el diccionario y, según Giménez, se está usando mucho en la jerga política (con razón no la he visto ni escuchado).

5) Estigmatizar: a mí me remite al “fenómeno místico extraordinario por medio del cual se presentan en el cuerpo las llagas de la pasión de Cristo” (Ver en catholic.net) y 3ª acepción en el diccionario de la Academia, pero por supuesto la sociedad la usa con otro significado.

6) Inclusivo: es un adjetivo, así que debería usarse siempre después de un sustantivo.

7) Espurio: con “i”, no con “e”.

8) Aura: se usa sobre todo en su 4ª acepción: “Halo que algunos dicen percibir alrededor de determinados cuerpos y del que dan diversas interpretaciones”, pero ¿cuántos saben que también significa “viento suave, soplo, favor, aplauso”? Pobre “aura”, relegada al campo de lo parapsicológico.

9) Posverdad: ¿se usa con este sentido realmente? Sigue definición de la RAE:

posverdad

De pos-y verdad, trad. Del ingl. post-truth.

1. f. Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales.

10) Coyuntura: la usan para todo en este sentido, según la RAE, obvio: 3. f. Combinación de factores y circunstancias que se presentan en un momento determinado.

11) Sororidad: en español o en inglés, la odio por igual.

12) Feminismo: respecto de esta palabra, no se pierdan lo que dice Giménez en el artículo. Se viene la polémica.

LA FAMOSA PALABRA DEL AÑO
Etiquetado en:                                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *