En los últimos días la expresión “efecto manada” volvió a cobrar importancia, pero en un contexto totalmente diferente al que me referiré a continuación.

¿Qué es el “efecto manada”? “Manada” nos remite automáticamente a los animales. Basta ver algún documental en el que se analiza el comportamiento de distintas especies para advertir que, cuando un ciervo percibe la cercanía de un león, por ejemplo, automáticamente huye y detrás de él lo siguen sus congéneres. Es natural: la huida en masa ante un peligro latente.

Los seres humanos también tenemos el mismo comportamiento: cuando vemos una larga fila en la puerta de un café o de un restaurante, por ejemplo, pensamos “si hay tanta gente es porque el producto es bueno” y nos ponemos nosotros también en la fila. Cuando se corre la voz de que el dólar va a aumentar, todos los que pueden van y compran dólares:

(en https://www.iprofesional.com/notas/249329-El-dolar-se-despierta-y-trepa-diez-centavos-hasta-los-1567-para-la-venta)

(en https://www.cronista.com/contenidos/2019/01/01/noticia_0023.html)

En inglés existen dos expresiones emparentadas, y acabo de descubrir una tercera, más parecida al español:  “herd mentality” (herd = manada); “bandwagon effect” y “sheep effect”. Así, se habla de “bandwagon shoppers” (en el caso de los black Fridays), o simplemente se usa “to jump on the bandwagon”, algo así como “subirse al tren».

“KFC to Join Vegetarian Bandwagon?”

“Travel industry joins Black Friday bandwagon in face of falling pound”.

“Evidence of the Bandwagon Effect in the Stock Market”.

“Bandwagon Marketing: How Leading Brands Turn Perception Into Reality”.

También se habla del #MeToo bandwagon.

LOS ORÍGENES DE LA EXPRESIÓN “BANDWAGON EFFECT”

(Traducción propia de un extracto de: https://en.psychologyinstructor.com/the-bandwagon-effect-or-believe-that-millions-of-cows-can-not-be-wrong/)

Se dice que la expresión “the Bandwagon effect” la usó por primera vez el actor y payaso norteamericano Dan Rice in 1848. En la campaña presidencial de ese año, Rice usó la frase “Jump into the bandwagon”, que podría traducirse literalmente como «subirse al tren de la moda”. En otras palabras, seguir las tendencias. Esto contribuyó a que el presidente Zachary Taylor accediera al poder.

Fue entonces cuando se dieron cuenta de que una oración como esta tuvo una enorme influencia en alimentar las ya bien nutridas masas. Esto generó un efecto dominó o cascada, lo que significa que actuó como una especie de “contagio”. La gente quería estar “actualizada”, ser parte de lo que estaba de moda.

Poco a poco comprendieron que el efecto manada podía tener un enorme beneficio en la política. Se especificó incluso su alcance. La gente siempre quiere estar del lado de los ganadores. Por lo tanto, se asocian con aquél que “gana” una competencia, ya sea política o de otra naturaleza. Se crea así una atmósfera o un clima en el cual todo tiende a apuntalar a aquellos que, se supone, ganarán.

Al “Bandwagon effect” también se lo llamó “comportamiento gregario” y en forma más despectiva se lo llamó “efecto oveja” (o “efecto oveja negra”). Vale la pena ser consciente de esto para no ser víctima de uno de estos vendedores de mentiras.

Efecto manada: Bandwagon effect – Herd mentality – Sheep effect

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *