¿Qué hay detrás de la expresión “town and gown” (en español “ciudad y toga”)

The Free Dictionary dice:

“town-and-gown»

the relations between a town and the university located within the town; the relations between university students and the nonstudents who live in a university town. (Usually in reference to a disagreement).”

Es decir, las relaciones entre una ciudad y la universidad ubicada en ella; las relaciones entre los estudiantes de la universidad y los que habitan la ciudad en la cual está emplazada la universidad. (Por lo general en referencia a un desacuerdo).

 

The New Dictionary of Cultural Literacy, Third Edition dice:

“In a college town, the relations between “town and gown” are those between the residents of the town and the students and faculty associated with the school, who in the past wore academic gowns. Such relations are often not friendly or pleasant.”

En una ciudad universitaria, las relaciones entre “ciudad y toga” son las que existen entre los habitantes de la ciudad y los estudiantes y profesores relacionados con la Universidad, que en el pasado usaban esas vestimentas académicas. Esas relaciones no solían ser amigables ni apacibles.

 

El Mc Millan Dictionary escuetamente define la expresión como:

“the people who live in a town and the people who belong to the university in that town, used especially when talking about the differences between the two groups.”

La gente que vive en una ciudad y aquella que pertenece a la universidad de esa ciudad, utilizada especialmente cuando se habla de diferencias entre ambos grupos.

Y el colmo de la simplificación lo encontramos en el Cambridge Dictionary:

“the university and the local people of a city, considered together”

La Universidad y la gente que vive en una ciudad, consideradas en su conjunto.

 

¿Y qué nos dice el Oxford Dictionary en su acepción 1.3?

“The permanent residents of a university town.

Often contrasted with gown

Los residentes permanentes de una ciudad universitaria.

A menudo en oposición a gown (toga)

 

Es curioso que justamente el Oxford Dictionary sea tan breve en su explicación. ¿Por qué curioso? Porque fue precisamente en esa ciudad en la cual se produjeron los hechos que dieron origen a esta expresión idiomática. Y aquí hago un paréntesis: buscando una traducción de esta expresión, me encontré con esta posibilidad. Dice el ejemplo en inglés: “It’s very important for the universities to maintain good «town-gown» relationships.” Y su traducción al español: “Para las universidades es muy importante mantener buenas relaciones con la gente de la comunidad.“ O sea: se omite aclarar a qué se refiere esta cuestión de town-gown que tiene su peso histórico.

Una vez consultadas varias fuentes, con diferencias de año, de descripción de los hechos y de otras cuestiones como por ejemplo la grafía de un nombre propio, esto es lo que sucedió.

Oxford, 10 de febrero de 1354, día de Santa Escolástica, de ahí que el hecho se conozca como el “motín de Santa Escolástica”.

Lugar: Swyndlesock Tavern (hoy Banco Santander), en Carfax, donde convergen cuatro calles principales: Queen´s St., Cornmarket, Aldate y High Street (Carfax deriva del latín quadrifurcus a través del francés carrefour, que significan intersección).

Dos estudiantes, Walter Spryngeheuse y Roger de Chesterfield se encontraban compartiendo una copa de vino, cuya calidad, al parecer, no estaba a la altura de sus paladares (otros dicen que era cerveza…). Luego de un acalorado intercambio verbal con el tabernero John Croidon, le arrojaron la bebida en la cara (los de la cerveza dicen que le golpearon la cabeza con un jarro de estaño de dos pintas). El conflicto pasó a mayores, pero Croidon tenía a los habitantes de la ciudad de su lado y, llegado el caso, al alcalde John de Bereford quien no tenía poder sobre los estudiantes. Bereford recurre al rector de la universidad, Humphrey de Cherlton, para que arreste a los estudiantes y en eso se escuchan las campanas de la iglesia del campus, la iglesia de Santa María que están llamando a los estudiantes a las armas. Unos 200 estudiantes se solidarizan con sus compañeros y poco después, a las campanadas de la iglesia de Santa María se unen otras, las de la iglesia de San Martín que llaman a los vecinos a la misma causa: luchar. Como siempre ocurre en estos casos, hay versiones que dicen que todo quedó ahí, no pasó a mayores, la gente del pueblo se fue y a otra cosa. Pero otras fuentes dicen que en realidad el jaleo siguió durante 36 horas, se dice que la gente se escondió en St. Giles Church, atacó a los estudiantes con arcos y flechas (ver grabado) y saquearon la universidad al grito de “havoc, havoc” (caos, caos). Lo cierto es que todo terminó con 63 estudiantes muertos y varios del otro bando con el mismo destino. Como resultado de todo esto, los estudiantes sobrevivientes abandonaron la ciudad y el pueblo se proclamó victorioso.

Ahora bien, si fue así, ¿por qué todavía existe la universidad?

El Rey Eduardo pensó que conservar la universidad resultaría valioso para el país, de manera que hizo algunas concesiones, como por ejemplo garantizar la impunidad a los estudiantes que cometieron crímenes en la revuelta. Hay quienes dicen que las prerrogativas estaban dirigidas a la Universidad (por ejemplo, en el precio y la calidad del pan, la cerveza y el vino…otra vez). También ordenó que se conmemorara el hecho en una misa anual, a la cual debían asistir el alcalde y otra gente importante del pueblo y debían ofrecer un penique por cada estudiante fallecido en el motín. Esto se mantuvo hasta el año 1852 (otros dicen 1825), cuando el alcalde se negó a seguir contribuyendo con tan magra suma que ya no servía a los fines para los cuales se había creado (otorgar becas a la gente sin recursos).

¿Fin de la historia? NO. Los problemas continuaron. La Universidad se dio cuenta de que la fuente de esta fricción entre los bandos era que los estudiantes vivían en lugares dispersos por la ciudad, con lo cual el control de la disciplina y la supervisión de la moral se dificultaba bastante. Así, en el año 1410 la Universidad decretó que todos los estudiantes debían residir en la universidad para evitar que “durmieran de día y acecharan tabernas y burdeles por las noches, robaran o cometieran homicidios”. Lejos estaban estas medidas de poner fin a las disputas que continuaron en el ámbito deportivo: fútbol, bowling, cartas, dados, billar, tejo, etc.

Lo cierto  es que esta cuestión seguirá hoy y siempre.

 

El escudo de armas representa una curiosa demostración pública sobre el tema town and gown

 

 

 

 

 

 

Subir

Fuentes consultadas:

https://www.britainexpress.com/cities/oxford/tgown.htm

https://www.oxfordstudent.com/2013/02/11/the-ultimate-town-vs-gown/

http://news.bbc.co.uk/local/oxford/hi/people_and_places/history/newsid_9158000/9158705.stm

http://corresponsalenlahistoria.blogspot.com/2016/02/el-motin-de-santa-escolastica.html

 

TOWN AND GOWN
Etiquetado en:                    

2 pensamientos en “TOWN AND GOWN

  • junio 3, 2018 a las 12:12 am
    Enlace permanente

    excelente me encantó y de la Historia de las palabras , ya me compre el libro de Balmaceda , que no es santo de mi devocion, el hombre este pero, me interesa este libro…. Besooos

    Responder
    • junio 4, 2018 a las 2:11 am
      Enlace permanente

      ¡Gracias! Me encantó interiorizarme más sobre este tema para compartirlo. En cuanto al libro Historia de las palabras, tiene historias locas y lo bueno es que te deja con ganas de seguir investigando. ¡Que lo disfrutes!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *